Las reacciones adversas a los medicamentos (RAM) pueden llegar a ser una causa de morbilidad, especialmente en pacientes de la tercera edad, tanto por su fisiología y posibles efectos a la farmacocinética de los medicamentos, como por su posible polimedicación.

Para solucionar este problema se ha impuesto la revisión sistemática de la medicación (guía del Servicio Andaluz de Salud, Programa de Atención al Mayor Polimedicado de la Comunidad de Madrid), que a menudo puede resultar en la práctica conocida como desprescripción: la suspensión de un tratamiento.

A pesar de la creciente evidencia sobre la necesidad de esta práctica, la desprescripción se encuentra con varias barreras, tanto por parte de los pacientes (incertidumbre y miedo a las consecuencias de suspender un medicamento) como de los expertos (¿qué grupos de medicamentos deberían priorizarse? ¿cómo debe abordarse?). Para superar algunos de estos retos y facilitar la desprescripción tanto para el farmacéutico como para el paciente, la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria ha publicado en su blog tres recursos prácticos para desprescribir:

  1. Primary Health Tasmania: Aquí, el gobierno de Australia ofrece fichas de desprescripción de 15 medicamentos (incluyendo antipsicóticos, opioides, benzodiazepinas, etc.), que el farmacéutico puede descargarse e imprimir. Las fichas recomiendan estrategias de desprescripción específicas de cada fármaco, además de proporcionar contexto y datos clave sobre su uso terapéutico y efectos en los pacientes. También incluye una guía general de desprescripción, con ejemplos, jerarquías de medicamentos y recomendaciones básicas.
  2. MedStopper: Una herramienta desarrollada por un panel de expertos y dirigida a pacientes, que solo abrirla pide al usuario que liste sus tratamientos, la enfermedad o condición por la cual los toma, y especifique cuáles debe dejar de tomar. Así, MedStopper crea un “plan” para dejar de tomar o reducir la toma de estos medicamentos, por orden de prioridad.
  3. Deprescribing: Una iniciativa del gobierno canadiense que proporciona recursos para pacientes y para profesionales sanitarios. Entre los recursos se pueden encontrar desde panfletos con datos sobre la desprescripción de benzodiazepina, a recomendaciones para dormir mejor sin tomar ningún medicamento, pasando por algoritmos de desprescripción de varios grupos terapéuticos.

Fuente: Diego L. Tres recursos prácticos para desprescribir. Blog de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria. 20 Ene 2017. Disponible en: https://farmaciadeatencionprimaria.com/2017/01/20/tres-recursos-practicos-para-desprescribir/.

ETIQUETAS

Conciliación medicación - Errores de medicación - Seguridad del paciente